La hora Ferrer Lerín

01/05/2006 | Alfredo Saldaña | El Heraldo de Aragón | Zaragoza

Alfredo Saldaña

El Heraldo de Aragón

Zaragoza

No es una hipérbole calificar de “acontecimiento literario” la publicación de Ciudad propia, que recoge la poesía de Francisco Ferrer Lerín (Barcelona, 1942), esa rara avis literaria que no ha renunciado nunca a la práctica de una escritura ajena a los modos más trillados. Ciudad propia responde a la “lectura autorizada” que el propio Lerín ha hecho de su obra poética, que hasta hoy se había materializado en la publicación de tres libros: De las condiciones humanas, La hora oval y Cónsul. El volumen incluye también una “Nota biográfica” de J. Ozón y un iluminador “Prólogo” de C. Jiménez Arribas en el que se sitúa esta obra en el lugar que por derecho le corresponde en el panorama poético de estas últimas décadas.

UN DESAFÍO PARA LA CRÍTICA

Heredera de algunos registros expresivos de la vanguardia, la escritura de Ferrer Lerín -y aquí, junto a su obra poética, considero también Níquel, esa extraordinaria novela publicada por Mira Editores, que acaba de llegar a su segunda edición y que ha suscitado mucho interés en la vida literaria de Cataluña- supone un desafío de lectura que pone en tela de juicio los criterios de valoración con que ha venido trabajando la crítica literaria de estas últimas décadas, acostumbrada a leer otros discursos más convencionales y no uno como éste, que ha hecho de la poligénesis casi un código de conducta; un desafío de lectura que supone una desautorización de la mayor parte de las antologías colectivas y los ensayos que han tratado de recoger la historia y la crítica de la poesía española contemporánea como instrumentos de análisis e interpretación, volúmenes en los que la escritura de Ferrer Lerín resulta prácticamente ignorada.

Todo ello significa aceptar una lección que jamás deberíamos olvidar: la literatura vive al margen de prejuicios y mercados literarios; la literatura respira en la singularidad de cada propuesta personal y sólo ahí.

La escritura de Ferrer Lerín representa en este sentido un lugar no marcado en el panorama literario español de nuestro tiempo, un lugar inestable y en permanente transformación en el que el valor estético se pone en juego con el riesgo de multiplicarlo o perderlo del todo.

Se trata, como practicaron de forma intensa algunos escritores de la vanguardia histórica, de provocar una situación de extrañamiento en la que el lector quede sumido en la perplejidad, y ello al convertir el texto enn un escenario dialógico en el que se entrecruzan voces con registros y cadencias muy diferentes, voces, registros y cadencias que sitúan -a pesar del perfil testimonial, declarativo y pericial de algunos poemas- la historia y la anécdota en un segundo plano al hacer del gesto estilístico empleado la principal seña de identidad.

LA FUERZA DEL LENGUAJE

Habrá quienes afirmen que esta escritura es apoética, como habrá quienes defiendan que “es radicalmente poética”; todos tendrán sus razones para señalar lo que señalan pero lo que resulta incontestable es que se trata de una escritura elaborada sin concesiones a la galería, con un nivel de autocrítica fuera de lo común, en la que el lenguaje es el auténtico protagonista.

Una escritura concebida de este modo asume el riesgo de no ser leída aunque sabe que sin ese riesgo no valdría la pena, no sería nada. Y dado que la literatura encuentra su sentido en la lectura, ahí, en la escritura recogida en este volumen, está el desafío que nos plantea Ferrer Lerín al tratarnos no como imbéciles sino como  lectores con inteligencia y sensibilidad y demandar de nosotros un esfuerzo añadido, el envite que nos hace este extraordinario prestidigitador que sabe muy bien que las palabras son aire que vuelve al aire, memoria de una vida en trance de extinguirse en el olvido o el fuego, como se lee en los versos con que se cierra La hora oval: “Olvidaron mi acento. / Borrada la andadura quemaron mi nombre” (p. 180).

Francisco Ferrer Lerín es Licenciado en Filología Hispánica, y “padre nutricio” de la Generación Novísima.

Contacto | Distribución

© 2019 Artemisa Ediciones