Ferrer Lerín en Babelia

28/10/2006 | Francisco Ferrer Lerín | El País (Babelia) | Madrid
Hay un tipo de cuerpo
más pequeño que la garza
y de forma más sincera
que huele como a almizcle.
No pone por vicio
tampoco se acopla
y en las regiones etéreas,
donde le arden las plumas,
es un rumor muy común
—complexión intransigente—
su clara tendencia al pasto.
Las llamarían plomadas.
 
Otra bestia sólida,
que cunde en los sueños,
rozada a intervalos
y algo aumentada
provoca los fuegos.
Nunca habita en ruinas
no posee salsa
y sólo Aristóteles
sabe del oficio
de sus orificios.
Son las vacas negras
o ley comejenes.
 
¿Quién digiere el hierro,
la silla,
el mucílago?
Sólo se recuerda
el lugar del nido
y la forma enfriada
que olvida en sus viajes.
Amarrado el hombre
al riñón violento
dicen que apacigua
el dolor de aire
y el búfalo intenso.
¡Qué especie exterior!
¡Qué humedad rabiosa!
Equilibrio lábil,
el cerdo infrecuente,
evoca el abismo.
 
(Wodwo, 2006)

 

Contacto | Distribución

© 2019 Artemisa Ediciones