El oficio de escribir

10/01/2008 | Ricardo Martínez | Diario de Córdoba (Cuadernos del Sur) | Córdoba
Libros relacionados:

Borges tenía a Stevenson como uno de sus autores de cabecera: por su lenguaje vivo, dinámico; por su fuerza dramática, por su capacidad para imaginar aventuras, que es una forma de referirse a los sueños del hombre Por eso, ante tan cualificado valedor, parece oportuno tomar en consideración este libro lleno de sugerencias de escritor y a la vez de recursos para la elaboración, o concepción, de una historia. ¿No es, acaso, la vida del hombre, la mejor y más real aventura, siempre a expensas de un fin incierto? Su lectura resulta, además, no solo jugosamente didáctica, sino tan amena que se lee como una narración perfectamente viva… «El prestidigitador hace malabarismos con dos naranjas, y nuestro placer al contemplarlo deriva de esto: que nada se descuida o se sacrifica ni por un instante». Y concluye: «Lo mismo ocurre con el escritor». Bajo epígrafes como «La moral de la profesión de letras» o «Sobre algunos elementos técnicos de estilo en literatura», el autor va desgranando los secretos personales de su labor artística a la vez que, con ello, nos indica un camino. Y al fin resulta un instructivo placer una lectura así, siempre oportuna para la inacabada curiosidad del que pregunta y se pregunta.

Contacto | Distribución

© 2019 Artemisa Ediciones