Artemisa Ediciones, incluida en «Otros sellos con marca», del reportaje titulado «Nuevos en la estantería. El reto de los pequeños editores»

06/01/2007 | Elisa Silió | El País (Babelia) | Madrid

Elisa Silió

El País (Babelia)

Madrid

En la jungla editorial subsisten otras editoriales modestas en medios y resultados. Es el caso de La uña rota (www.larota.es), un sello segoviano que empezó hace diez años editando un libro de fotografía a un amigo y distribuyendo ellos mismos los ejemplares -entre 300 y 500- por su ciudad y alrededores, y que hoy cuenta con un radio de acción más amplio. “La única forma de mantenernos es sacar un libro -1.000 ejemplares de tirada- con el dinero del anterior”, cuenta Carlos Rodríguez, uno de los cuatro socios, convencido de que para salir a flote no queda otra que crear una marca de la casa.

La editorial navarra Laetoli (www.laetoli.net), fundada hace dos años, confía en su expansión. “Sacando 12 libros al año se consigue el punto de equilibrio”, piensa su dueño, Serafín Senosiáin. “En divulgación científica, por ejemplo sobre el cambio climático, hay un hueco claro. Se edita menos ensayo que en otras épocas y muy poco si se compara con otros países de Europa. En cualquier tienda de un aeropuerto extranjero hay una pared entera de ensayo. Aquí esto es hoy impensable, pero puede cambiar”, sostiene Senosiáin, que ha vendido 6.000 ejemplares de Historia de un átomo, de Lawrence Krauss.

En Madrid acaba de iniciar su andadura, con libros inéditos de autores españoles consagrados, Rey Lear (www. reylear.com). En esta ciudad también se mantiene Kailas (www.kailas.es), relacionada con el pensamiento alternativo, y donde publica desde 1990 Catarata (www.loslibrosdelacatarata.org), con afán divulgativo y partidaria de causas que no cuentan con muchos apoyos, además de Odisea (www.odiseaeditorial.com), de temática gay o Sexto Piso, que ha sacado en cómic Por el camino de Swann, de Marcel Proust. En Barcelona está la subversiva Virus (www.viruseditorial.net) y Poliedro, que toca temas diversos.

Muchos sellos se comprometen con los autores locales -en Córdoba Berenice (www.editorialberenice.com), en Gijón Libros del Pexe, en Tenerife Artemisa (artemisaediciones.es) o en Guipúzcoa Hiru (www.hiru-ed.com)- y otros, como el almeriense El Gaviero (www.elgaviero.com) cuidan sus ilustraciones.

74_foto_1_g74_foto_2_g74_foto_3_g 74_foto_4_g 74_foto_5_g

 

Contacto | Distribución

© 2019 Artemisa Ediciones