Artemisa bucea en la profundidad de los clásicos de la literatura

10/05/2006 | Luis Alemany | El Mundo | Madrid

No hay quien lea a Voltaire en este país. «Hay muy pocos textos traducidos y, además, las traducciones se hicieron antes de los años 70 y son horribles, es la verdad. Castellanizaban los cuentos, inventaban cosas para acercar los textos a los lectores españoles… Los criterios para la traducción han cambiado mucho, se es mucho más respetuoso y hace falta poner al día esos textos».

Lo cuenta Ulises Ramos, uno de los dos nombres propios que están detrás de la pequeña puesta al día del filósofo francés. Una apuesta ambiciosa para una indie del negocio editorial como Artemisa, la sociedad que Ramos y Marian Montesdeoca dirigen desde la muy ilustrada (pero también lejana) ciudad de La Laguna, Tenerife. «Canarias tiene un mercado pequeño en el que las editoriales sobreviven gracias a las subvenciones públicas, que, a cambio, nos limitan a temas canarios».

En esa liga jugaba Artemisa hasta hace un par de años, cuando sus responsables decidieron lanzarse a por mercados de más calado: ampliar los mecanismos de distribución, llegar a la península y abrir la mirada en la búsqueda de textos. En otras palabras: asumir nuevos riesgos y ampliar mercados.

Poco a poco, Ramos y Montesdeoca van reuniendo un buen catálogo con el que defender su apuesta. Libros impecablemente editados como Micromegas y otros relatos filosóficos, la recopilación de narraciones con los que esperan aliviar (aunque sea modestamente) el déficit de buenas ediciones de Voltaire en España. El título abre una nueva colección que incluye nuevos descubrimientos del gigante romántico inglés William Blake (Tiriel y el libro de Thel), y del escritor satírico estadounidense Ambrose Bierce (Presente en una ejecución y otras historias de fantasmas).

La editorial lagunera, además de redescubrir textos olvidados, también recupera figuras completas. Es el caso del poeta barcelonés Francisco Ferrer Lerín, hermano mayor de los novísimos y titular de una biografía extravagante que incluye largos periodos de silencio. El último de ellos acaba de ser roto por Artemisa con la reciente edición de Ciudad propia. Poesía autorizada.

¿Lo próximo? Según explica Ramos, habrá algún rescate más sacado de la bibliografía de Bram Stoker que acompañará al esfuerzo por dar un empujón la colección de libros de casi bolsillo, en cuya agenda aparecen nombres tan diversos como Jerónimo Feijóo, Horacio Quiroga o Francisco de Quevedo.

No es poco para una editorial que también se precia de mimar hasta al extremo el aspecto de sus libros y que, casi, canta victoria. «De momento, los dos vivimos de la editorial», sentencia Ramos, satisfecho con su apuesta.

Contacto | Distribución

© 2019 Artemisa Ediciones